El drago canario, símbolo de la naturaleza de Canarias🌳🌞

dragon tree of the Canary Islands
banner viaje

El drago canario es mucho más que un árbol: es un símbolo viviente de las Islas Canarias, una joya natural que cautiva a residentes y turistas por igual, y que sin embargo no siempre se conoce y se aprecia fuera de las islas. Por eso en este artículo vamos a realizar un viaje por la esencia de este ser milenario, descubriendo su historia, misterios y belleza. ¿Nos acompañas?

🌳 ¿Qué es el drago canario?

El drago canario (Dracaena draco), también conocido como drago de Canarias o simplemente drago, es una especie arbórea singular. Originario del noroeste de África y archipiélago canario, el drago es reconocido por su aspecto peculiar que recuerda a las plantas arbóreas que existían en la época de los dinosaurios, con una copa de ramas que adopta la forma de un paraguas. Este árbol representa además un pedazo viviente de la historia y la naturaleza de Canarias, y está considerado oficialmente como el símbolo natural vegetal de la isla de Tenerife, constituyendo esta isla hoy día su principal hábitat.

🌿 ¿Cuáles son las principales características de esta especie?

El drago canario se distingue por su lento crecimiento -hasta 10 años para crecer un solo metro- y larga vida, pudiendo alcanzar con facilidad varios cientos de años de longevidad. Sus hojas son largas y rígidas, de un verde intenso, y se agrupan en el extremo de sus ramas. Curiosamente esta especie no tiene anillos de crecimiento, por lo que su edad solo puede determinarse por las hileras de ramas, que se generan aproximadamente cada 15 años tras la primera floración

Florece en verano y produce frutos carnosos, redondos y anaranjados. Su tronco es liso, aunque con los años se va volviendo rugoso. Uno de los aspectos más fascinantes sin embargo es su savia, conocida como «sangre de drago«, un líquido rojizo utilizado históricamente con fines medicinales y en tintes. Se trata de la única especie vegetal en el mundo que tiene la savia de color rojo.

banner productos de Canarias

📍 ¿Dónde se puede encontrar el drago en Canarias?

El drago canario es endémico del archipiélago, principalmente en Tenerife, Gran Canaria, La Palma, y El Hierro, estando ausente en las islas orientales -Lanzarote y Fuerteventura- debido a su clima más árido. Estos árboles se encuentran en zonas de clima suave, adaptándose perfectamente a los suelos volcánicos de las islas. Su presencia es un atractivo turístico imprescindible para quienes visitan Canarias, brindando una conexión única con la naturaleza de la región.

🗿 Los aborígenes canarios y el drago

Para los aborígenes canarios, el drago tenía un significado especial. Era considerado un árbol sagrado, envuelto en un aura de respeto y misticismo. Los guanches, antiguos habitantes de Tenerife, utilizaban su savia -la “sangre de drago”- en rituales y medicinas, evidenciando la profunda conexión entre la cultura nativa y este majestuoso árbol. 

Una vez seca y machacada hasta reducirla a polvo, la savia se empleaba para curar desde úlceras hasta hemorragias, y se empleaba también para fortalecer las encías o para limpiar los dientes. También se empleaba para la fabricación de tintes y barnices. Hasta hace no muchos años, los ganaderos seguían usando las hojas del drago para alimentar sus animales, o para fabricar cuerdas artesanales.

🐉 Leyendas y curiosidades sobre el drago

El drago canario está rodeado de leyendas fascinantes. Una de las más conocidas es la asociación con dragones, dada su apariencia singular y la savia rojiza que parece sangre. Se decía que los dragones al morir se convierten en dragos, y se relacionaba a este árbol con el dragón que custodiaba las manzanas de oro del Jardín de las Hespérides, que la mitología griega situaba en la costa occidental de África.

Según otra leyenda, un antiguo mercader llegó en una ocasión a las costas de Tenerife precisamente buscando savia de drago, ya conocida desde antiguo por sus propiedades curativas. Cuando recorriendo las islas se encaprichó de una joven guanche, mientras corría tras ella se tropezó con uno de estos árboles y, al verlo y extrañado por su singular forma, lo atacó con un cuchillo; al ver que de la herida brotaba un líquido parecido a sangre, el mercader se asustó tanto que salió corriendo y se alejó de la isla en su barco.

Estas y otras historias han convertido al drago en un icono cultural y natural de Canarias, presente también en el arte, la literatura y el folklore de las islas.

🌲 El drago milenario de Tenerife

El drago milenario de Icod de los Vinos, en Tenerife, es el ejemplar más famoso y admirado de esta especie. Se estima que tiene varios siglos de antigüedad, aunque el término «milenario» es más simbólico que literal, ya que se calcula que su edad real es de entre 600 y 800 años, según diversos estudios, pese a que se ha llegado a afirmar falsamente sobre él que tenía más de 5.000 años.

Mide 17 metros de alto y tiene un perímetro de 20 metros en su base, con un peso total que ronda las 150 toneladas, solo contando la parte visible (sin las raíces). Este drago es un monumento natural que merece una visita para cualquiera que viaje a Canarias, ya que representa la antigüedad y la belleza de la naturaleza en estas islas.

el drago milenario de Tenerife

🚨 El drago canario, en peligro de desaparición

A pesar de su fortaleza, el drago canario es una especie que enfrenta amenazas que ponen en riesgo su supervivencia. La creciente urbanización, la presión turística sobre el hábitat, el cambio climático y las enfermedades son algunos de los peligros que enfrenta el drago, que está catalogada como especie en peligro de extinción en la Lista Roja de la UICN: esto se debe no solo a su cada vez más limitado hábitat (ya de por sí restringido a las islas), sino también a la severa dispersión de sus ejemplares.

Aunque se encuentra en casi todas las islas “verdes” de Canarias, se considera que originalmente de forma natural el drago estaba presente solo en Tenerife y en Gran Canaria, siendo introducido en el resto; en esta última isla se considera además una especie extinta en estado natural, ya que el último ejemplar silvestre conocido, situado en el barranco de Pino Gordo, murió en 2009.

El drago canario no es solo un árbol; es un testigo de la historia, un símbolo de resistencia y un emblema de la riqueza natural de las Islas Canarias. Su protección y conservación son esenciales para mantener vivo este legado. Al visitar Canarias, no dejes de admirar y respetar estos seres majestuosos, verdaderos guardianes de la historia y la cultura de estas islas mágicas.🌲🌞

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Spread the love
banner smartbox
Publicado por

Discovering Canarias

| Descubriendo las Islas Canarias

Puede que también te guste...